Desparramadas,
saben a lo mismo,
a ritmo parecido,
responden a un deslumbramiento primero.

Lo puedo recordar,
atemperado por los meses,
los años,
las reinterpretaciones
y los afectos desordenados.

uno, dos y tres para ordenar
cuatro, ¿dónde irá esto?
cinco, ¿acaso continúa?

Arbitrario,
conexiones sin causalidad,
pala-bras y melodi+a+s
en cualquier lugar.

Cerrar menú